En los últimos años, estamos viendo cómo la tecnología está suponiendo una verdadera revolución en el mundo que conocemos.

Big Data, Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas… Están en todos los medios y parecen un tren al que si no te subes, te pasará por encima sin remedio. Nos anticipan que la mitad de las profesiones actuales se van a ver afectadas por el uso de las “ya no tan nuevas” tecnologías.

Pero en nuestro hoy, una pyme,  una asociación, un autónomo de un provincia cualquiera de nuestro país, ¿pueden trabajar con esas ideas que se nos asemejan entes extraordinarios y superiores? Pues sí y no. Como en botica, hay de todo; desde las que están a la última en cuanto a tendencias y las que se dejan arrastrar por la actividad diaria.

Pero en cualquier caso hay algo que tienen todas y a lo que todas le pueden sacar mucho partido, su segunda materia prima, “sus datos”.

Una parte de la gestión de la empresa, debe ser un ejercicio de autoconocimiento que permita diseñar una estrategia para producir, vender, comunicar… Ese conocimiento lo dan los datos que obtenemos de nuestras facturas, de los comerciales,  partes de producción, RRHH… Y que tratados correctamente nos dan una información valiosísima de quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde queremos ir.

Un gerente, un director o un jefe de departamento, no necesita esperar a que otros traten los datos para él y le den una visión sesgada de la empresa; teniendo los datos es sencillo aprender a manejarlos y buscar aquello que pueda marcar la diferencia entre lo normal y lo mejor.

Excel, presente en prácticamente todos los ordenadores, nos proporciona múltiples herramientas que evolucionan en cada nueva versión y que facilitan de forma extraordinaria la gestión y la visualización de los datos imprescindibles para la toma de decisiones.

¿Merece la pena hacer Big Data, sin conocer lo que tienes dentro de casa? ¿Sabes qué cambios estratégicos debes hacer en cualquier área de la empresa si no analizas tu información interna?

Todo lleva un proceso, y empezar por el conocimiento de lo nuestro, abrirá las puertas a aquellos otros conceptos que parecen más conectados con el futuro y que se acercan peligrosamente.

¿Estás preparado para el cambio?

Post relacionados

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar